Cómo evitar ser rechazado por estar sobrecualificado

¿Algunas vez te has presentado a una oferta de empleo y te han rechazado porque tu cualificación era superior a la requerida para ese puesto de trabajo?

Con más de 6 millones de personas desempleadas, en su mayoría jóvenes de la generación mejor formada de España, es normal que el nivel de los CVs que llegan a las empresas sea muy superior al de los puestos de trabajo ofertados.

A pesar de que todo el mundo está de acuerdo en la importancia de la formación a la hora de encontrar trabajo, y que lo más lógico es pensar que el tener un nivel formativo superior al exigido te permitirá desempeñar las tareas de un trabajo con menor requerimiento de nivel formativo con mayor solvencia, cada vez son más, especialmente los jóvenes, las personas que diariamente se enfrentan al rechazo de su candidatura por estar sobrecualificados. Continue reading “Cómo evitar ser rechazado por estar sobrecualificado”

La entrevista de trabajo

Artículo realizado con la colaboración del área de empleo de Tablondeanuncios.com

la entrevista de trabajo
Cómo afrontar una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es el ultimo paso que has de superar antes de conseguir el trabajo por el que tanto has luchado. Afronta la entrevista con optimismo, ten en cuenta que perteneces a ese pequeño grupo de candidatos preseleccionados por la empresa para cubrir su oferta de empleo. Si te han llamado para hacerte una entrevista significa que tanto tu Curriculum vitae como la carta de presentación que has enviado a la empresa han surtido efecto. Ahora solo tienes que confirmar en la entrevista que eres la mejor opción para el puesto de trabajo y que todo lo que has afirmado en tu curriculum es cierto.

Te en cuenta también que en la entrevista de trabajo el entrevistador tratará de disipar las dudas que pudieran tener sobre ti, así que ve preparado y dispuesto a responder todo lo que te pregunte con seguridad y sinceramente, en algunos casos, alguna que otra pregunta “impertinente”. No vayas con miedo, el miedo causa inseguridad y es lo peor que te puede pasar a la hora de realizar la entrevista, y tómate la entrevista de trabajo como una oportunidad de resaltar tus virtudes y transmitir a la empresa por qué eres  la persona idónea para cubrir esa oferta de empleo. Continue reading “La entrevista de trabajo”

Preguntas que debes evitar en una entrevista de trabajo

Presentar un currículum vítae pobre o un buen currículum marca la diferencia entre conseguir o no un empleo. Como bien sabes, y lo hemos contado en muchas ocasiones, el CV es la carta de presentación de un candidato a la empresa que ofrece una vacante, de ahí su importancia. Del mismo modo, es muy importante tener en cuenta las palabras que se utilizan al redactar el currículum ya que dicen mucho sobre la personalidad de uno mismo.

entrevista de trabajoAlgo parecido ocurre cuando estamos en la entrevista de trabajo. De la misma manera que intentamos cuidar nuestro Currículum Vitae, más si cabe debemos de cuidar nuestra imagen en la entrevista de trabajo, ya que la primera impresión es muy importante, aunque no es influyente a la hora de decantarse por un candidato. Las palabras, nuestra manera de expresarnos, en definitiva el lenguaje que empleemos será realmente crucial para la persona responsable que está realizando la entrevista de trabajo para tomar una decisión.

El principal objetivo que buscamos en una entrevista es dejar en el entrevistador una imagen excelente de nuestras habilidades, capacidades y motivación. Por tanto, cualquier pregunta que vaya contra este objetivo sería evitable. Y en este grupo sería conveniente evitar preguntas precipitadas sobre salario, horarios o vacaciones, pues, de esa manera, ponemos el foco en aspectos que el entrevistador puede juzgar como falta de compromiso y motivación. Lo principal como ya hemos dicho en alguna ocasión es no mentir, no decimos que no tengas que adornarte, pero nunca mentir. Ten en cuenta que hoy día con internet es muy fácil que te pillen en una mentira. Seguramente el entrevistador habrá hecho su trabajo y sabrá de ti casi todo. Habrá mirado todo lo que tienes publicados en las redes sociales, en tu blog, si alguna vez has puesto una demanda de empleo en un portal de anuncios, si has contestado a alguna oferta de empleo anterior, etc.

En muchas ocasiones, por querer destacar por encima del resto o por ser atrevidos para causar impresión de iniciativa, cometemos errores que minan nuestra entrevista de trabajo y es cuando estropeamos todo el esfuerzo realizado hasta ese momento. Seguro que formular preguntas sobre las funciones del puesto, la cultura de la empresa, el recorrido futuro en el puesto u otras que impliquen motivación y deseo de crecer, hacen que el entrevistador se decante por ti o por lo menos te tenga entre los candidatos para el puesto. Es esencial causar una buena impresión y con este tipo de preguntas seguro que lo consigues.

Para las preguntas sobre salario, vacaciones, y demás ya tendrás tiempo de realizarlas ya que nadie va a firmar un contrato sin saber  su sueldo o vacaciones y en muchos casos no será hasta la tercera o cuarta entrevista o en todo caso cuando pases a la última entrevista donde seguro que te informarán de todo lo que necesitas saber al respecto.

Por eso mismo todo el puntaje que podamos sacar en una entrevista de trabajo puede irse a la basura si hacemos una pregunta que NO deberíamos hacer. Es mejor conocerlas para evitar cometer el error.

vamos a hablar sobre lo contrario; las preguntas que no debemos realizar al entrevistador bajo ningún concepto, a menos que queramos que otro candidato se lleve la vacante.

No preguntar sobre sueldo, vacaciones y beneficios extras

Hay varias cuestiones relacionadas con la propia vacante de trabajo que deberías evitar comentar, como por ejemplo, el salario que se percibirá. Preguntar en la entrevista cuánto vamos a cobrar no se recomienda por dos razones: primero, porque seguramente ya puedes hacerte una idea del salario base (mirando convenios, opiniones de otros profesionales del sector, etc.), y segundo, porque corres el riesgo de demostrar que sólo te importa el dinero y no otros temas. De todas formas, lo más normal es que antes de firmar el contrato definitivo se nos proporcione esta información.

Otro error común es preguntar en la primera entrevista acerca de la política de vacaciones de la empresa, ya que nadie quiere a un trabajador que en el primer día ya piensa en tomarse días libres. Tampoco preguntes sobre posibles beneficios extras. Igualmente, está prohibido cuestionar aspectos como si se harán horas extras o no, o si se tiene previsto trabajar algunos fines de semana.

Nunca preguntes a qué se dedica la empresa

¿Vas a “venderte” como un trabajador a una empresa de la cual ni siquiera sabes a qué se dedica?. Entonces es mejor quedarte en casa. Antes de acudir a la entrevista, es obligatorio informarse sobre las actividades que desarrolla la compañía, aunque una cuestión que sí se puede abordar es qué aspectos más técnicos comprende un sector específico, o si han pensado en comercializar su producto a otras naciones, por ejemplo.

No preguntes cuándo sabrás si te contratan

Al finalizar la entrevista, de forma común se nos informa que ya nos llamarán para otro proceso, o bien contactarán con nosotros en caso de ser finalmente seleccionados. Algunos candidatos quieren saber, erróneamente, cuándo tomará esa decisión el entrevistador (el típico “¿Cuándo lo sabré?”). Esto es un error claro, dado que induce a pensar que tenemos prisa para conseguir el puesto. Una alternativa a esto sería preguntar algo como “¿Suele haber otra ronda de entrevistas antes de la selección final?”.

Más preguntas que no debes hacer en la entrevista

Interrogar al entrevistador acerca del tiempo que se espera para ser promocionado, querer saber si le ha gustado nuestro currículum, y en general, preguntar cualquier otra cuestión que pueda ser resuelta simplemente mirando por Internet o que pueda comprometer a la empresa, son otros asuntos que deberías evitar comentar en cualquier entrevista de trabajo.

Comunicación verbal y no verbal en la vida personal y laboral

La comunicación juega un papel importantísimo en nuestro día a día. Se puede considerar que es nuestra principal herramienta para llegar a un entendimiento en cualquier ámbito que nos encontremos.

¿En qué se fija un reclutador ante tu primer empleo?Muchas veces nos encontramos con malentendidos, que llevados al terreno laboral pueden llegar a ser preocupantes y muchas veces incluso negativos en nuestro entorno. Hay que tener cuidado con cómo nos comunicamos ya que estos malentendidos no son convenientes en cualquiera de los ámbitos en los que estemos, pero son más preocupantes en el terreno laboral.

Por ello, es importante revisar nuestro comportamiento y parar unos minutos a reflexionar sobre cómo ha ido el día tanto en el ámbito personal como en el profesional. Una vez que hemos analizado nuestro comportamiento podemos ver si nuestras competencias comunicativas fallan, no sólo para conseguir que los mensajes que queremos transmitir lleguen y sean comprendidos de manera positiva, sino también para que las relaciones entre nuestro entorno estén cimentadas en el buen entendimiento.

Para poder reforzar nuestras competencias de comunicación y oratoria en nuestro día a día os dejamos varios consejos que seguro os ayudarán en vuestros entornos.

  • Aprende a escuchar. Es fundamental entender a las personas y saber qué nos quieren decir, conocer que es lo que necesitan, ya no solo de manera verbal, sino también en la no verbal, ya que podemos saber si la persona a la que vamos a comunicarle algo está enfadada, triste o simplemente vemos que en ese momento no nos podrá atender. El saber escuchar es una capacidad básica para mejorar las habilidades comunicativas. Debemos de ponernos en el lugar del otro, para intentar ayudar en el proceso de entendimiento, verificar lo que nos están diciendo para así comprender la información y su contexto de forma clara, de este modo podemos evitar malas interpretaciones.
  • Siempre algo positivo al empezar. Al comenzar una comunicación con el fin de conseguir algo o simplemente de plantear algunas cuestiones, es constructivo el empezar el discurso con un aspecto positivo para después enunciar el aspecto mejorable o recalcar aquello que queremos conseguir y finalizar con palabras que muestren confianza y apoyo a lo que quieres plantear.
  • La comunicación verbal y la no verbal deben de ir en sintonía. Es muy importante que la comunicación verbal y no verbal vayan en el mismo sentido, ya que de nada sirve emitir un mensaje veráz si tu cara y movimientos denotan que estás mintiendo. En relación con la comunicación no verbal, debemos tener en cuenta elementos como el contacto visual, emplear un tono y volumen adecuados, una expresión facial que transmita comprensión, entendimiento, cuidar las gesticulaciones, si estamos sentados debemos de estar bien colocados, no hacer muchos aspavientos. En definitiva debemos de comunicar aquello que queramos y que vaya apoyado o en sintonía con nuestra comunicación no verbal.
  • Reflexionar para mejorar. Lo hemos apuntado antes, y no es más que parar unos minutos al dia y ver qué situaciones hemos tenido incómodas, o conversaciones que podían haber ido mejores para alcanzar un entendimiento. Debemos de parar y ver qué aspectos de nuestro día a día podemos mejorar.

Otra buena forma de practicar vuestra oratoria y la comunicación no verbal es mediante la grabación de un vídeo, ya que en el podéis reconocer y valorar vuestra comunicación y sobre todo vuestra comunicación no verbal. Una buena forma de empezar sería con la introducción de una presentación en vídeo en tu Currículum Vitae, además os servirá para complementar vuestro currículum y hacerlo más atractivo para el reclutador. Si no sabéis cómo empezar os dejamos aquí un buen ejemplo de una Vídeo Presentación de un CV

Seguro que estos consejos os ayudarán a reforzar vuestras competencias de comunicación y oratoria en vuestros ámbitos tanto personales como profesionales.

 

¿Cómo aumentar las posibilidades de conseguir empleo en la entrevista de trabajo?

La preparación es esencial para realizar una buena entrevista de trabajo. Antes del gran día debemos de tener toda la información posible acerca de la empresa, su historia, servicios o productos que ofrece, situación actual. También sería recomendable, en la medida de lo posible, tener información sobre la persona que te va a entrevistar, indaga un poco por la red a ver que puedes sacar de información. Otra de las cosas que debes de conocer, son las funciones básicas que vas a desempeñar en el puesto de trabajo, más que nada para familiarizarte con el puesto y para solventar alguna pregunta del entrevistador.

¿Qué vestimenta me pongo para la entrevista? lo primero es sacar información sobre la cultura de la compañía, te servirá para elegir la vestimenta y así poder ir acorde con la filosofía de la compañía.

Habla de tus logros o hechos más relevantes sobre tu carrera profesional, de una manera clara y concisa. Pregunta de forma amable sobre el papel que vas a desempeñar en el puesto ofertado. En definitiva, transmitir a la persona que nos está haciendo la entrevista, nuestro compromiso, ilusión y ganas de formar parte de la empresa.¿Hacia dónde van las entrevista de trabajo?

Debes de tener respuesta para este tipo de preguntas, ya que muchos reclutadores preguntarán por dónde has venido y qué planes de futuro tienes:

  • ¿Por qué te gustaría trabajar en la empresa?
  • ¿Qué puedes aportar a la compañía?
  • ¿Dónde te ves dentro de un par de años años?

Recuerda que las respuestas deben de ir enfocadas para el puesto de trabajo al que aspiras. Transmite seguridad, trata de convencer al entrevistador, mantén una actitud abierta, mostrando interés en todo momento. Debes de ser puntual, educado, carismático, cuida los formalismos.

Sobre el lenguaje no verbal, las principales actuaciones que te ayudarán para dar una buena impresión pueden ser:

  • Estrechar la mano con firmeza
  • Espera a que te ofrezca una silla, siéntate erguido, sin cruzar las piernas
  • Sonríe
  • Mira al entrevistador a los ojos

Ahora trataremos la parte de “Qué no hacer” en la entrevista de trabajo:

  • Responder a preguntas con un simple no o sí. No debes de dar respuestas simples, debes de argumentar tus respuestas para que el entrevistador vea que te desenvuelves con soltura ante conversaciones más profesionales.
  • No debes de mentir. Tienes que responder a las preguntas con sinceridad, ya que tarde o temprano tus carencias aparecerán y no queremos causar una mala impresión.
  • No hagas comentarios despectivos sobre jefes o compañeros que hayas tenido en trabajos anteriores. Habla siempre con respeto de las personas que han pasado por tu atmósfera laboral.

Al terminar la entrevista, el reclutador te puede ofrecer el puesto y si realmente estás interesado, acéptalo en el acto. Si por el contrario, quieres un tiempo para decidir pregunta sobre cuándo habría que darle una respuesta. Despídete de forma amable y no olvides agradecer al entrevistador el tiempo que te ha dedicado. Si por algún motivo no te ofrecen el puesto, , puede que no encajes en el puesto para el que estás siendo entrevistado o no es el perfil que buscan en ese momento.

Esperemos que con estos consejos puedas enfocar mejor tus futuras entrevistas de trabajo y consigas ese puesto que tanto deseas. Muchas suerte!!

Seis recomendaciones antes de acudir a tu entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es el paso previo para conseguir un trabajo. Es un momento clave porque se ha recorrido un camino importante antes de llegar a ella: has completado una formación, has elaborado un currículum vitae, has acumulado una experiencia, etc. Por eso, si has conseguido una entrevista de trabajo lo mejor es prepararla para aprovecharla al máximo. Aquí te dejamos una infografía con seis consejos básicos que deberías tener en cuenta antes de acudir a tu entrevista de trabajo.

(Haz clic en la imagen para ampliar)

Las 7 mejores palabras a usar cuando estés buscando empleo

las 7 mejores palabras a usar cuando estés buscando empleo

Según varios especialistas en neurociencias a nivel internacional hay varias palabras que, al leerlas en tu currículum vitae o bien al escucharlas en una entrevista de trabajo,  activan al sistema de recompensa del cerebro. Este fenómeno condicionan en el empleador  un mejor clima de la entrevista que, según concluye el estudio relacionado, aumenta en un 14% la probabilidad de ser contratados. Una cifra que dada la competencia actual se agradece pues cada vez es más complicado conseguir un trabajo que consiga cumplir todas nuestras expectativas, por eso debemos usar todos los recursos que podamos tener en nuestra mano. Así que te dejamos con una infografía de las 7 mejores palabras a usar cuando estés buscando empleo.

las 7 mejores palabras a usar cuando estés buscando empleo

10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo

10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo

Cuando consigues una entrevista de trabajo nadie te asegura que con esa única entrevista vayas a conseguir al puesto por el que compites. Pero si es tu responsabilidad preparar a conciencia la entrevista y mostrar interés por la empresa y el puesto. Tú entusiasmo y proactividad pueden ser la llave para pasar a una segunda fase del proceso de selección y además saber si el trabajo y la empresa merecen la pena. Hacer preguntas, siempre que sean planteadas en el momento oportuno, es necesario por parte del entrevistado.

10 preguntas que debes hacer en una entrevista de trabajo

1. ¿Qué actividad desarrolla la empresa?

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la persona que busca empleo tiene que conocer la empresa a la que postula de cara a poder preparar mejor la entrevistra de trabajo. Pero además de esto, está bien que te preocupes por aquello en lo que andan trabajando y los objetivos de la empresa. Ten en cuenta que en una entrevista de trabajo, entrevistador y candidato tienen interés por el puesto de trabajo, los dos quieren que se encaje en el puesto.

2. ¿Qué responsabilidades voy a tener?

Esta pregunta puede depender de si es tu primer empleo o por el contrario ya cuentas con más experiencia. Pero ya sea una cosa u otra, debes saber cuales van a ser tus tareas para así poder cómo moverte para desempeñarlo de la mejor manera posible.

3. ¿Con quién voy a trabajar?

Conocer quienes serán tus compañeros de trabajo y con los que vas a trabajar día a día, hacerte una idea de como está el ambiente o si existe algún conflicto en referencia al puesto trabajo es vital si el puesto por el que estás interesado implica gestionar personas.

4. ¿Cómo está organizada la empresa?

Hay empresas que son muy verticales, y luego hay otras que tienen una estrucura más plana. Por lo general muchas empresas publican el organigrama en su web, pero en caso de no ser así, pregúntalo.

5. ¿Por qué está libre este puesto?

Esta pregunta es muy importante dependiendo del puesto al que se pretende acceder. Te ayudará a hacerte una idea de como podría estar el ambiente de trabajo.

6. ¿Cómo es el plan de carrera?

Aquí depende también de tu perfil, si es tu primer trabajo o eres junior muestra no reprimas tu entusiasmo. Si por el contrario eres alguien con más experiencia, deja claro que esa responsabilidad no te quita de seguir teniendo nuevas metas.

7. ¿Cómo se desarrolla la jornada laboral?

El horario parece que es un tema tabú en las entrevistas de trabajo, plantear esta pregunta de esta forma seguramente te ayudará a conocer como es el horario de la empresa y si existen flexibilidades. Debes tener en cuenta que tu empleo deber ser compatible con tu vida persona y es algo que hay que dejar claro, de lo contrario, más adelante, se podrían venir abajo las expectativas que tanto entrevistado como entrevistado tenían en un principio.

8. ¿Cómo se va a establecer mi sueldo?

Esta es una pregunta que hay que pensarse muy bien en una entrevista de trabajo. Si eres alguien que busca su primer empleo o tiene un perfil junior, lo mejor es no plantearla. Para el resto de casos te puede permitir saber si tu retribución cuenta con una variable en función de objetivos, o también para conocer los beneficios sociales que ofrece esa empresa. Sea como sea, escocge bien el momento de hacer esa pregunta.

9. ¿Dónde voy a trabajar?

Esta pregunta puede ser de especial interes cuando se trate de aceptar el puesto de trabajo o no. Intenta guiar la conversación para que este tema surja de forma natural. Las empresas que tiene un buen horario y unas instalaciones cuidadas lo harán saber. Intenta esperar a que salga este tema antes de preguntar dónde están las oficinas si es que la entrevista no se desarrolla en ellas.

10. ¿Cuál es el mayor aliciente de esta empresa?

Hazte valer como candidato frente al empleador que tienes delante, si tienes que decidir entre dos ofertas de trabajo no está demás saber que dice esa empresa que la diferencie de las demás.

¿Qué debes evitar en una entrevista online?

¿Qué debes evitar en una entrevista online?

¿Qué debes evitar en una entrevista online?

La entrevista online es una metodología que aún no está muy implantada en nuestro país. Para ya se hacen muchas entrevistas para puestos de trabajo usando programas como Skype o los Hangout de Google. Ahorra tiempo tanto al entrevistador como al entrevistado pero hay varios factores que influyen en el desarrollo de esta modalidad de entrevista. Desde Careerealism enumeran 6 puntos clave y que debes evitar siempre.

1. No asegurarte que la aplicación funcionará correctamente.

Si nunca has usado Skype o Google Hangout es muy recomendable hacer pruebas con otra persona antes del momento de la entrevista, además podrás familiarizarte un poco con ella, por ejemplo usar la función del chat por si tienes que escribir algo durante la conversación. Tampoco está de más comprobar que la conexión a Internet funciona bien antes del momento de la llamada.

2. No tener un fondo adecuado

El fondo que el entrevistador tendrá siempre a la vista será el del lugar que escojas para la conversación. Intenta que sea algo neutro, por ejemplo, una pared blanca para evitar distracciones o ruidos. Evita hacer la entrevista en lugares como cafeterías u otros sitios donde consideres que puede haber ruidos que entorpezcan la conversación.

3. Ir vestido de cualquier forma

Si realizas una entrevista online desde tu casa, puede que pienses que puedes estar vestido de la manera que te parezca en ese momento. Para nada esto es así. Para una entrevista online debes vestirte igual que si la fueras a tener de manera presencial; como ya hemos dicho en esta web, la impresión que damos físicamente determina en gran medida el éxito de una entrevista de trabajo.

4. No tener expresión corporal

Que estés sentando delante de una webcam donde solo se te vea de cintura hacia arriba no implicar que tengas que permanecer inmóvil ante esta. Gesticula y mueve las manos como si estuvieras sentado frente a la persona que te entrevista.

5. Comer o beber durante la entrevista

Puede parecer una cosa muy obvia, pero al igual que con la forma de vestir, debemos evitar evitar pensar que estamos en casa. No comas ni bebas durante el desarrollo de la entrevista, a no ser que sea agua. Cuida también que no haya ni comida ni bebida a la vista del entrevistador durante la entrevista, la imagen que se da es muy mala.

6. Permanecer serio

Este punto es igual que si de una entrevista presencial se tratara. Debemos tener actitud responsable, seria, pero esto no incluye que no podamos mostrarnos con naturalidad o sonreír. Como si estuvieras frente a tu entrevistador en la misma habitación, muéstrate como esa persona entusiasta que es la adecuada para el puesto de trabajo. Al concluir, da las gracias y saluda a la otra persona tal y como lo harías si estuvieras físicamente frente a ella.

10 cualidades que las empresas buscan en una entrevista de trabajo

10 cualidades que las empresas buscan en una entrevista de trabajo

10 cualidades que las empresas buscan en una entrevista de trabajo

Las empresas se han de volver más competitivas en un mercado cambiante, por eso deben contar con profesionales que poseen ciertas cualidades que los hacen buenos en sus diferentes puestos, pero hay muchas de estas cualidades que han de estar en común en todos los empleados de la empresa. Si hay una persona que lleva mucho tiempo en la empresa, o todo lo hace bien, seguramente cumplirá todos o casi todos los puntos que te describimos a continuación.

  1. Ser una persona que está segura de sí misma, pero sin llegar a ser arrogante.
  2. Son personas flexibles con el horario y su lugar de trabajo.
  3. Habla de los logros conseguidos en plural, teniendo en cuenta al equipo.
  4. No pone excusas ante los errores. Los admite y sigue adelante.
  5. No le temen a afrontar nuevas experiencias.
  6. Son personas que ante una situación desconocida se siguen sintiendo tranquilas y concentradas.
  7. Esa persona quiere y busca el equilibro entre el trabajo y su vida personal.
  8. Son personas con ambición, pero sabiendo que para crecer es necesario el esfuerzo en el trabajo.
  9. Si su superior no se encuentra por el motivo que sea, son capaces de coordinar ellas mismas al resto del equipo.
  10. Se mueven rápido ante los problemas.

Todas estas cualidades se pueden ir perdiendo con el tiempo si no se ven recompensadas adecuadamente tal y como se fijó el día que ese trabajador firmo el contrato en su empresa. Hoy en día las empresas exigen mucho a la hora de firmar un contrato pero luego suele pasar que son éstas, las empresas, las que luego no están a la altura de los trabajadores haciendo que éstos cambien completamente su forma de ser en el trabajo. La culpa de estos cambios no es del reclutador/a que no hiciera bien su trabajo, sino que de las empresas como hemos dicho, que no saben cuidar después de sus empleados.