Teletrabajo ¿El empleo del futuro o actual?

Actualmente solo un pequeño porcentaje de las empresas ofrece a sus empleados la posibilidad de desarrollar su labor mediante el teletrabajo. Se trata de una forma de conciliar el empleo con las circunstancias familiares. Pero además constituye una modalidad de trabajo que tendrá un gran desarrollo en los próximos años.

El progreso de las nuevas tecnologías favorece su implantación. La posibilidad de tener contacto en tiempo real con otros empleados o clientes a través del correo electrónico, las teleconferencias y y otros sistemas de comunicación interna fomentan el teletrabajo. Especialmente en algunos ámbitos, cada vez son más los trabajadores que optan por esta modalidad.

Ya no es necesario acudir a una oficina o viajar continuamente para estar en contacto con la empresa o a asistir a reuniones. Internet y las nuevas tecnologías siguen avanzando para favorecer un nuevo sistema de comunicación laboral. Sin embargo, para que el teletrabajo sea igual de productivo que el trabajo tradicional deben darse una serie de circunstancias.

Para empezar, la propia tecnología debe ser suficiente para que no perjudique el rendimiento laboral. Las conexiones a internet, los equipos y los trabajadores deben estar adaptados a las condiciones de este ambiente laboral. El trabajador, en este sentido, tiene un mayor grado de autonomía, por lo que deberá asumir su responsabilidad sin que la productividad descienda.

Entre las ventajas del teletrabajo están la posibilidad de una mejor conciliación de la vida laboral y la personal. El ahorro en tiempo y dinero que supone no tener que desplazarse es otro punto importante. Por el contrario, la falta de adaptación a este nuevo escenario puede perjudicar al rendimiento.

Y es que trabajar desde casa exige un elevado grado de autonomía. Organizar el tiempo, cumplir con los objetivos y aprovechar las posibilidades de la tecnología son fundamentales en el teletrabajo. Además, coordinarse adecuadamente con jefes y compañeros es vital para que el resultado sea óptimo.

No obstante, iniciativas como la del área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid de incentivar fiscalmente a las empresas que establezcan horarios de trabajo flexibles y el teletrebajo darán sin duda un gran impulso al establecimiento del teletrabajo.

El teletrabajo aun no se ha desarrollado ampliamente, pero no cabe duda de que en el futuro será cada vez más habitual.

Emprender en el sector del bienestar

 Con la llegada de la crisis, desde numerosos frentes se ha invitado a los ciudadanos al autoempleo y la búsqueda individual de oportunidades de negocio. Son los denominados emprendedores, que pueden tener la llave de la salida de la crisis, pero que en la práctica se encuentran con numerosos problemas a la hora de poner en marcha sus ideas.

Para empezar, la falta de crédito no beneficia a los nuevos empresarios. Poner en funcionamiento un negocio requiere de inversiones, y no todos tienen la capacidad económica suficiente. “La alfombra roja” para emprendedores, cómo se citó desde fuentes gubernamentales, no es tal en la realidad.

No obstante, no cabe duda de que con el mercado laboral en situación crítica, muchos parados ven en el autoempleo la única salida. Uno de los sectores que mejor se está comportando es del bienestar y la salud. Muchas empresas se han lanzado a ofrecer talleres, cursos y actividades que tienen como fin mejorar el bienestar de sus participantes con actividades que minimicen su estrés. Risoterapia, musicoterapia, baile o pilates son algunos de los talleres que con más fuerza están apareciendo.

Todos ellos se dirigen tanto a parados como trabajadores que buscan una actividad que mejore su bienestar aliviando la tensión propia de un momento convulso a nivel social y económico. Al contrario de lo que pudiera parecer, muchos de los usuarios de esta clase de servicios son personas jóvenes que desean pasar unas horas a la semana desconectando de sus problemas cotidianos.

La creciente demanda de estas actividades ha llevado a muchas empresas de formación o relacionadas con el ámbito de la salud y el bienestar a implementarlas. En muchos casos, son las propias instituciones públicas las que las ponen a disposición de los ciudadanos a través de la colaboración con empresas del sector.

La inversión necesaria para poner en marcha un negocio de este tipo varía según los objetivos del emprendedor. Un primer paso es informarse sobre todas las ayudas de las instituciones públicas que puedan facilitar el inicio del negocio. Emprender no es tan sencillo, pero no deja de ser la única opción para muchos trabajadores.

 

 

¿Estamos sobrecualificados?

Según los datos de la tercera oleada del año del Randstad Workmonitor seis de cada diez españoles consideran que su formación es mayor de la que necesitan para el desarrollo de sus trabajos. Solo es superado por Grecia con un 69%. Este estudio sobre las expectativas laborales muestra una realidad palpable en el mercado laboral español. Muchos estudiantes completan una formación muy específica orientada a unos trabajos que a la postre no terminan desarrollando.

La situación del empleo en España no favorece, en general, a las personas con una alta cualificación. El tejido laboral de nuestro país ha cambiado en los últimos años ofreciendo menos posibilidades a los trabajadores o a los estudiantes que buscan su primer empleo. El cierre de empresas y la alta tasa de paro obligan a la búsqueda de alternativas.

Por un lado, muchos trabajadores optan por emigrar a otros países, especialmente dentro de la Unión Europea, intentando encontrar ofertas de trabajo acordes a su formación. Si se quedan en España, la opción más realista para un gran número de trabajadores es encontrar un empleo que exija un nivel de formación menor.

Así las cosas, podría señalarse también que existe una falta de planificación o adaptación a la realidad del mercado laboral español. En determinados sectores la capacidad para absorber nuevos trabajadores cualificados no es muy alta. Un estudiante considera que habiendo dedicado varios años a perfeccionar sus competencias laborales, incluyendo en muchos casos desarrollo de máster o idiomas, tendrá asegurado el trabajo. Pero a la postre, la realidad es distinta. De esta forma, es conveniente que realizar un estudio previo de las opciones que existen en un determinado sector para evitar sorpresas.

En comparación con otros países, los datos del Randstad Wormonitor revelan una gran diferencia entre los propios estados de la Unión Europea. En Dinamarca solo uno de cada cuatro trabajadores cree que su formación y experiencia está por encima de sus obligaciones laborales. Le sigue Holanda con un 32% y Alemania con un 42%. Datos lógicos si se tienen en cuenta la situación económica en la que se hallan estos países.

Semana del emprendedor de Getafe

La Cámara de Comercio de Madrid pone en marcha una iniciativa dirigida a nuevos empresarios y emprendedores. La Semana del Emprendedor de Getafe nace con el fin de ser un punto de encuentro entre profesionales que deseen mejorar sus competencias y conocer las últimas tendencias en el mundo de la empresa, el marketing y la comunicación.

Varios emprendedores de éxito realizarán conferencias en donde tratarán de ayudar a los asistentes a la puesta en marcha y consolidación de sus negocios. Entre sus actividades destacan también la organización de un debate sobre la universidad y su relación con la empresa. Su elocuente título “Promover el cambio de la universidad a la excelencia empresarial y la financiación emprendedora”, nos indica la necesidad que existe de adaptar los estudios universitarios a la compleja realidad laboral.

Además se desarrollarán numerosos talleres prácticos para mejorar las competencias de los emprendedores. “Como hacer un plan de viabilidad” o “Marketing para emprendedores” están entre ellos. Otro punto importante del programa y uno de los aspectos que más temor suscita entre los nuevos emprendedores es el de las ayudas económicas. La mesa redonda “Tengo un proyecto: ¿Quién me ayuda?”, tratará de arrojar luz sobre el complicado camino inicial del emprendedor en la búsqueda de apoyos y financiación.

Por último, se plantearán encuentros, conferencias y talleres sobre el uso de las nuevas tecnologías para la mejora de la empresa y del perfil profesional. En este sentido una de las más interesantes será la que verse sobre la creación de la identidad digital profesional. Las redes sociales profesionales o los blogs pueden mejorar la presencia en la red de una empresa o de un profesional. Sacarles todo el partido posible sigue siendo una asignatura pendiente para muchos.

Esta Semana del Emprendedor de Getafe tiene como fin fomentar este espíritu entre los nuevos empresarios. El camino para sacar un proyecto adelante es complejo, pero para muchas personas es la única opción tal y como están las cosas en la actualidad. solo cabe esperar que cunda el ejemplo e iniciativas similares surjan en otras partes de España.

La Ley de Dependencia como generadora de empleo

La Fundación Alternativas ha presentado un estudio denominado “La Economía Social y la atención a la dependencia” que, entre otras conclusiones, señala la oportunidad laboral que podría generar este sector para parados sin empleo anterior o con dificultades de reinserción laboral.

Según los datos del estudio, se podrían generar hasta 600.000 empleos relacionados con la asistencia a personas dependientes antes del año 2015. Para llegar a estas cifras, el Gobierno y las empresas del sector deberían colaboran para invertir en un ámbito con alta demanda de personal y que en los próximos años, con el aumento de la esperanza de vida, seguirá generando más puestos de trabajo y ofertas de empleo para personal asistencial.

“Es muy improbable que España pueda resolver su problema estructural de desempleo sin una expansión notable de su sistema de bienestar y, en concreto, del sector de los servicios sociales”, ha señalado Antonio Jiménez Lara, uno de los autores del estudio de la Fundación Alternativas. Y es que España aun no ha alcanzado a los países de su entorno en el sector de los servicios sociales y sigue manifestando unas deficiencias que tienen como consecuencia la mala atención de muchas personas dependientes.

La situación económica española, sin embargo, no es la más adecuada para esperar un cambio de tendencia en las inversiones. No obstante, la política de ajustes del Gobierno tienen como objetivo prioritario reducir el problema de la deuda del Estado, sanear las cuentas públicas, realizar reformas estructurales que lleven a la recuperación económica y principalmente a la creación de empleo. El crecimiento económico es la base para que vuelvan a ralizarse ofertas de trabajo desde las empresas.

Según los autores del estudio, la economía social podría tener un impacto muy positivo en el empleo si contase con ayuda pública. Para ello sería necesario apostar decididamente por “el optimismo y la creación de empleos en actividades que repercutan en el bienestar social de la ciudadanía”. Así las cosas, parece imprescindible que la empresa privada y las instituciones públicas colaboren estrechamente si se quiere mejorar un sector que no atraviesa por su mejor momento.

La Ley de Dependencia, establecida en una época de bonanza económica, se ha topado con la crisis y su aplicación está siendo lenta y deficiente. Las partidas económicas se han reducido y la dificultad para solicitar o recibir ayudas perjudica notablemente a los afectados.

8.000 periodistas pierden su empleo desde el inicio de la crisis

La Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) cifra en 8.000 los puestos de trabajo perdidos en el sector desde 2008. Unas cifras que no sorprenden dada la complejidad en la que viven los medios de comunicación desde la irrupción de las nuevas tecnologías e internet. El periodismo se ha topado así con un doble problema que afecta directamente a este sector.

Por un lado, internet ha cambiado radicalmente el negocio vinculado a los medios de comunicación. Las ediciones en papel de los diarios se han reducido por el empuje de la red, principalmente las redes sociales y los periódicos online. Los usuarios pueden estar informados sin necesidad de acudir al quisco a comprar el periódico. Esto ha llevado a una reducción en los niveles de publicidad que han perjudicado notablemente el nivel de ingresos de las empresas del sector. Los efectos en las plantillas de estas compañías no se hicieron esperar y un gran número de profesionales perdieron su empleo. Sin embargo, este declive se está compensando rápidamente por el aumento de ofertas de empleo en las nuevas profesiones que están surgiendo alrededor de internet y las redes sociales. Trabajar en Internet como social media manager, community manager, etc., están en auge y puede ser una salida interesante para todos los profesionales provenientes del periodismo tradicional.

La crisis agravó el problema. Las empresas vinculadas al negocio de los medios de comunicación se las han tenido que ingeniar en los últimos años para evitar su desaparición. Grandes fusiones, intentos de conquistar la red y reducción de plantillas han sido la tónica habitual.

Aun se sigue suspirando por establecer un sistema de cobro a los usuarios de los periódicos digitales. Un balón de oxígeno para el sector que no termina de llegar al encontrarse con el rechazo de los usuarios que no están por la labor de pagar por unos servicios que, en la red, se asumen como gratuitos. “Ya se paga suficiente por la conexión a internet”, claman los internautas.

De esta forma, los profesionales de los medios de comunicación viven en la incertidumbre intentando adaptarse a un sector que debe acomodarse al nuevo escenario con prontitud. Los periodistas buscan diversificar su trabajo, colaborando con diferentes medios e intentando encontrar oportunidades en internet que les permitan capear el temporal. Las redes sociales y el nuevo periodismo asociado a la red exigen una adaptación ya imprescindible para los profesionales del sector.

Arabia Saudí, salida profesional para enfermeros españoles

Para ciertos profesionales, trabajar en el extranjero es la mejor forma de encontrar un trabajo estable relacionado con su profesión y remunerado acorde con su valía profesional. En este caso es Arabia Saudí, el país oriental ofrece, según los datos del Consejo General de Enfermería, unos 100.000 puestos de trabajo para enfermeros y enfermeras. Una oferta muy elevada que se presenta como una opción a tener en cuenta para los enfermeros y enfermeras españoles. Sin embargo, la situación especial de la mujer en el país árabe dificulta la emigración de este colectivo, mayoritariamente femenino en España.

Las tasas de paro de los profesionales de la enfermería en nuestro país están alcanzando niveles históricos. Según los datos del Observatorio de Empleo Enfermero, durante los últimos meses se ha superado el 6,5% de desempleo, en un ámbito tradicionalmente poco propenso a sufrir cifras elevadas de paro. Aun está muy lejos del 20% que acumula el mercado laboral español, pero la tendencia al alza preocupa a los profesionales de la enfermería que ya se preparan para un futuro lejos de nuestras fronteras.

Para facilitar la búsqueda de trabajo en otros países, el Consejo General de Enfermería ha creado el programa Euronursing, cuyo objetivo es ofrecer asesoramiento para aquellos profesionales que muestren interés en trabajar en otros países de la Unión Europea. Según los datos de esta organización, se precisan más de 13.000 enfermeros en otros estados del continente.

El objetivo de Euronursing es establecer convenios con los gobiernos de estos estados para facilitar el intercambio de información y hacer más sencillos los trámites burocráticos para iniciar una nueva aventura laboral lejos de España. Por el momento, el programa se encuentra en sus primeros meses de funcionamiento, pero se prevé que sea una ayuda importante para minimizar el problema laboral de este colectivo.

En los últimos dos años, la tasa de paro ha aumentando en más de 10.000 profesionales y no parece que en los próximos meses se vaya a revertir la situación. El difícil momento que atraviesa la Sanidad en España, con importantes recortes, puede influir en la diáspora de los enfermeros y enfermeras de nuestro país.

El sector servicios mantiene su pérdida de empleos

Los datos provenientes de los servicios suelen presentarse como unos buenos indicadores del mercado laboral. El aumento o descenso de los trabajadores en este sector marca la tendencia general del empleo. Una economía desarrollada aumenta las opciones de trabajo a medida que crecen los negocios vinculados a los servicios. España, sin embargo, mantiene un descenso en este sector desde el inicio de la crisis.

Según la encuesta de indicadores del Sector Servicios que ofrece el Instituto Nacional de Estadística el empleo en este ámbito disminuyó un 2,9% durante el mes de julio con respecto al mismo mes del año precedente. Desde 2008 solo el mes de abril del 2011 vivió un aumento de los trabajadores en el sector.

No cabe duda de que estos datos oficiales ofrecidos por el INE muestran la debilidad de la economía española y el constante deterioro del mercado laboral. La pérdida de poder adquisitivo de las familias, la bajada de los salarios y la subida de los impuestos tienen como consecuencia inevitable un menor consumo. Este hecho provoca la pérdida de beneficios de muchas empresas vinculadas al sector servicios que terminan reduciendo sus plantillas, o incluso echando el cierre.

Y es que el INE también nos ofrece los datos de facturación del sector que suma once meses consecutivos de retrocesos. A mes de julio, la facturación ha bajado un 4,9% en un año. El comercio es uno de los ámbitos más perjudicados dentro de los servicios. El consumo desciende y el comercio factura menos cada mes.

En este sentido, el comercio al por menor sufrió una bajada anual del 4,2%, mientras que el descenso en la facturación de las actividades comerciales al por mayor se cifra en un 4,7% destacando desde el punto de vista negativo el comercio de combustibles. Las ofertas de empleo para trabajar de dependienta y similares han sufrido un notable declive en línea con la caída del consumo.

Uno de los ámbitos más llamativos es el de la venta y reparación de automóviles con un descenso del 13,8% anual. Otros como las agencias de viajes y los operadores turísticos tampoco han sido capaces de sortear la crisis, facturando más de un 5% menos durante los últimos doce meses.

La reestructuración de Iberia provocará una reducción de plantilla

La fusión de Iberia con British Airways, que ha dado como resultado la creación de International Airlines Group (AIG), va tener consecuencia negativas en la plantilla de la firma española. El proceso de reestructuración que finalizará en setiembre no “podrá evitar la pérdida de empleo”, en palabras del consejero-delegado del grupo, Willie Walsh.

El plan pivotará en torno a “la reducción de tamaño a corto plazo, la remodelación de la red con el fin de alcanzar unos mayores ingresos unitarios y una reevaluación de todos los aspectos del negocio para obtener una base de costes competitiva y un servicio que permita conseguir un crecimiento rentable a corto plazo”, según Walsh.

Los problemas de Iberia están lastrando enormemente los resultados de la sociedad que perdió 251 millones de euros en el primer semestre de 2011. En el mismo periodo del año anterior las ganancias habían sido de 88 millones. ¿A qué se debe este brusco cambio? Según Walsh a la mala situación que atraviesa Iberia y a las subidas en los precios de los carburantes y de las tasas aeroportuarias aprobadas por el Gobierno español en los últimos meses. Estas han repercutido negativamente en Iberia que ha tenido una pérdida adicional de 20 millones de euros en el segundo trimestre de año.

Para capear el temporal, AIG ha puesto en marcha una serie medidas que pasan, entre otras cosas, por una profunda reestructuración de Iberia. Habrá una reducción del tamaño de la compañía española, que traerá pérdidas de empleos, y una remodelación de la red con el fin de aumentar los ingresos unitarios.

Para Walsh existe una “gran diferencia” entre los resultados de British Airways e Iberia y las medidas intentan paliar esa disparidad de beneficios. Con la reestructuración se busca un “crecimiento rentable a largo plazo”.

No todo son noticias negativas para Iberia ya que la filial de la aerolínea española, Iberia Express, ha marcado “unos excelente comienzos” según el consejero-delegado de AIG y ya empieza a ser rentable. ¿Quieres Trabajar en Iberia?

Las empresas de formación amplían mercado en Latinoamérica

Con la irrupción de la crisis económica, uno de los sectores que mejoró sus perspectivas fue el de la formación. Con un paro creciente y muchos trabajadores con nuevas necesidades de mejorar su nivel formativo, el sector ha vivido tiempos de bonanza, gracias también, a la colaboración con instituciones públicas.

Sin embargo, y como suele suceder en estos casos, el aumento considerable de pequeñas y medianas empresas en este ámbito requiere la búsqueda de nuevas vías de negocio más allá de nuestras fronteras. De esta forma, Latinoamérica se convierte en un destino muy interesante.

Muchos de los estados latinoamericanos están viviendo un importante progreso económico y social. Sus trabajadores requieren formación específica para cubrir puestos laborales cada vez más exigentes. Es aquí donde entran las empresas de formación españolas que, amparadas en el idioma y la experiencia, ofrecen servicios que están teniendo una gran acogida.

Uno de los ámbitos de menor riesgo es el de la formación e-learning. Gracias al uso de las nuevas tecnologías, las entidades de formación ofrecen a empresas latinoamericanas programas de formación y consultoría con el fin de mejorar las capacitaciones laborales de sus profesionales. En este sentido, la Asociación Española de Proveedores de E-Learning (APEL), ha firmado recientemente un acuerdo con la Asociación Colombiana de Empresas de Formación (Acefel) para incrementar la presencia de esta industria española en aquel país.

Así mismo, las escuelas de negocios españolas han iniciado un proceso de expansión en el mercado latinoamericano con el objetivo de cubrir unas demandas cada vez más importantes. En este sentido, cada vez son más las empresas españolas que ofrecen posgrados online dirigidos específicamente a clientes latinoamericanos.

Las diferentes firmas españolas de formación están potenciando sus servicios online para atender estas nuevas vías de negocio. Con una cierta saturación del mercado español, Latinoamérica se convierte en un destino comercial con grandes posibilidades y con pocos riesgos.

El hecho de manejar el mismo idioma y el prestigio de muchas entidades formativas españolas favorece un negocio que puede crecer en los próximos años.