Categorías
Mercado laboral

Contratos para jovenes de 645 euros al mes

Esa es la idea de la Patronal española para fomentar el trabajo entre los jóvenes: un contrato fuera de convenio que alcance el salario mínimo interprofesional. Son 645 euros al mes. Las reacciones no se hicieron esperar. Los sindicatos denunciaron que este tipo de contratos abrirían una brecha salarial entre jóvenes y mayores. Brecha que, por otro lado, probablemente ya exista desde hace tiempo.

¿Se están aprovechando los empresarios de la situación actual para precarizar el emleo de los jóvenes. Ya de por sí bastante maltratado con los contratos basura?

España es uno de los países desarrollados con un mayor paro juvenil. Las causas de este dato son complejas:

  • Falta de adaptación de los estudios al mercado laboral
  • Falta de oportunidades
  • Tejido empresarial insuficiente para absorber a nuevos demandantes de empleo
  • Carencia de cultura emprendedora, etc.

La consecuencia de todo ello, son varias generaciones de jóvenes perdidas en un entorno laboral hostil.

Por un lado, se encuentran los jóvenes con menor formación, que ante la caída del mercado inmobiliario y las dificultades del ámbito industrial, encuentran muchas dificultades para encontrar un primer empleo o reinsertarse en otro sector con más oportunidades. Por otro, universitarios con un alto grado de formación que aspiran a trabajos con nivel paralelo a sus estudios, pero que chocan con una crisis para lo que no estaban preparados.

Las alternativas son escasas: emigrar, emprender, reciclarse o esperar. La última alternativa acaba por dominar a muchos desempleados jóvenes que ni siquiera ya buscan trabajo al haber perdido la esperanza, mientras esperan a que escampe viviendo como pueden.

¿Puede arreglar algo este contrato planteado por la Patronal? Por el momento, el Gobierno se ha desmarcado de la propuesta. No está el horno para bollos. Un salario de este tipo sería una manera de confirmar que el futuro a corto plazo de los desempleados más jóvenes es vivir en la miseria. Con 650 euros al mes es prácticamente imposible independizarse e iniciar un proyecto vital. Y entonces surge la pregunta eterna en estos tiempos: ¿es mejor cobrar un sueldo miserable que no cobrar nada?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *