Categorías
Mercado laboral

Malos tiempos para el empleo público

La eliminación de la paga extra de Navidad a los funcionarios ha marcado el inicio de las protestas de este colectivo. Con un paro desbocado desde hace años, los empleados públicos sufren también los efectos de una crisis que afecta a todo el conjunto del mercado laboral. Primero fue la empresa privada y como era de esperar, los recortes y ajustes también llegan a las instituciones públicas.

La supresión de la paga extra no es otra cosa que una baja de sueldo para aliviar en cierto modo las cuentas del Estado. Las críticas no han tardado en llegar. Los funcionarios de carrera consideran que no son los responsables de la crisis. Sin embargo, encontrar a los “responsables la situación” y bajarles el sueldo es poco menos que imposible de ejecutar en la práctica. Los cruces de acusaciones entre diferentes colectivos de trabajadores tampoco se han hecho esperar y nadie se pone de acuerdo sobre quién debe pagar los platos rotos. La realidad dice que al final, pocos trabajadores saldrán indemnes de esta crisis.

Con la dramática situación económica de este país, muchos expertos empiezan a cuestionar el modelo de las administraciones públicas. Mientras la Administración General del Estado ha tratado de adaptarse a los nuevos tiempos, las Autonómicas han ido aumentando sus empleados públicos mientras la economía española entraba en serias dificultades.

¿Sobran funcionarios? Dependiendo de las fuentes que se tomen en consideración las opiniones difieren. Según algunos analistas sobran 900.000 empleados públicos. Otros consideran que la raíz del problema se encuentra en la gran cantidad de entidades públicas que las Comunidades Autónomas han inflado con personal contratado.

Son estos trabajadores los que ahora son cuestionados, situándoles en muchos casos, como consecuencia del nepotismo endémico de los diferentes gobiernos españoles. Sin embargo, las Comunidades Autónomas no están por la labor de prescindir de muchas de estos entes públicos que consideran importantes para el progreso de sus territorios.

La solución para la crisis del empleo público es, como en otros ámbitos laborales, compleja de abordar sin generar conflicto social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *