Categorías
Entrevista de trabajo

¿Hacia dónde van las entrevista de trabajo?

¿Hacia dónde van las entrevista de trabajo?

Con un mercado laboral que ha cambiado no es de extrañar que la entrevista de trabajo, ese paso previo para conseguir un trabajo, haya cambiado porque las expectativas de las empresas a la hora de contratar cambian también. Por tanto, en los procesos de selección, son cada vez más expertos en recursos humanos los que recomienda que los futuros candidatos deberían saber unos cuantos puntos cuando se encuentren en búsqueda activa de empleo:

Las entrevistas curriculares está superadas. Con esto se quiere decir que cada vez serán menos las entrevistas donde el entrevistador te pregunte por todo aquello que tienes indicado en tu currículum vitae: formación, practicas, etc. Cada vez más será más común que una empresa evalúe a un candidato en base a determinadas competencias. Pongamos un ejemplo: Si te presentas para el puesto de responsable de una tienda de ropa, el entrevistador podría pedirte que recuerdes y describas un problema con un cliente. Y además, cómo resolviste ese problema. De esta manera podrá evaluar si eres bueno para integrarte en un equipo, si tienes capacidades comerciales, etc.

¿Te imaginas que el entrevistador te pregunta que cómo le explicarías que es Facebook a tu abuela? Pues este tipo de preguntas permiten evaluar la capacidad de síntesis, la originalidad, la empatía o la imaginación que un candidato es capaz de proporcionar. En determinados puestos muy orientados al cliente por ejemplo estas capacidades pueden suponer la diferencia antes que un currículum más o menos completo. Pero no solo eso, en puestos de gestión o dirección, donde la capacidad resolutiva es fundamental, que un candidato encaje o no en el puesto puede ser determinado a través de preguntas como la que hemos escrito.

Ahora imagínate la siguiente situación: llevas 10 minutos de entrevista y al entrevistador le suena su teléfono, a los dos minutos, cuando prosigue la entrevista, una persona interrumpe la conversación porque le pide al entrevistador que firme unos documentos. Y no solo eso, sino que durante 5 minutos te dejan solo en una habitación porque, irremediablement,e la persona que te entrevistaba ha tenido que salir a recibir a alguien que no podría esperar. Esto crearía un ambiente ciertamente tenso donde el entrevistado comenzaría a sentirse nervioso porque la situación se ve forzada por las circunstancias. Pues todo eso puede ser simulado. Sí, hay empresas que intentan poner al entrevistado nervioso para ver cómo respondería ante diferentes situaciones, lo que buscan las empresas con estas pruebas es encontrar un candidato que sea capaz de seguir captando la atención del entrevistador y que se mantenga concentrado a pesar de las interrupciones.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *