Despiden a una mujer por Twitter antes de empezar su nuevo trabajo

La importancia cada vez mayor de las Redes Sociales en la búsqueda de empleo es sin duda evidente. Y cuando decimos que las empresas pueden observar lo que decirmos en las redes y valorar a un candidato por esto, es por que lo hacen, y si no que le pregunten a Cella, pues se ha convertido en la primera persona a la que despiden por Twitter antes incliso de haber llegado a trabajar.

Usamos las Redes Sociales como parte de nuestras vidas para comunicarnos y expresar nuestros comentarios y/u opiniones y muchas veces no somos conscientes de la repercusión que pueden alcanzar nuestras palabras. Cualquiera puede detenerse y observar lo que decimos y a partir de ahí extraer una opinión de nosotros. Como ya hemos comentado en este blog, las Redes Sociales son una base en nuestra reputación digital y debemos vigilar lo que decimos con más cuidado todavía si andamos en búsqueda activa de empleo.

La protagonista en cuestión de esta historia es Cella, una ciudadana americana residente en Texas. La mujer se encontraba en búsqueda activa de empleo y acudió a una entrevista de trabajo en una pizzería de la ciudad. Al poco rato de esta entrevista, Cella recibe una llamada donde le confirman que el puesto al que aspiraba en la entrevista era suyo. Cella había encontrado trabajo, pero parece ser que no le hizo mucha ilusión. A lo pocos minutos, en la red social Twitter, escribió un tuit cuya traducción es: «Ewww mañana empiezo ese trabajo de mierd*«.

Despiden a una mujer por Twitter antes de empezar su nuevo trabajo
Captura del comentario de Cella y la respuesta del jefe de la pizzeria

Lo que no se imaginaría Cella es que su desafortunado comentario con tono despectivo llegaría a ojos del que iba a ser su jefe, que además de anular su incorporación a la empresa, aprovechó para despedirla usando el mismo medio que Cella dándole de paso una lección. En un tuit de respuesta desde su propia cuenta, Robert Waple, jefe de la pizzería, le dice a nuestra protagonista: «No… no vas a empezar en ese trabajo de mierd*. Acabo de despedirte. Buena suerte con una vida sin dinero y sin empleo«. Sin creérselo, Cella llamó por teléfono a la pizzería para confirmar si lo que había leído era cierto. Y tanto que lo era. Uno de los empleados de la pizzería que le cogió el teléfono le confirmo su despido.

Un comentario imprudente en una red social le ha costado el puesto de trabajo sin ni siquiera haberlo empezado.

No obstante, habiendo perdido un puesto de trabajo, Cella siguió escribiendo comentarios y haciendo RT de los tuits que le escribían mientras que por otro lado el jefe de la pizzería explicaba cuál iba a ser sus responsabilidades en la empresa: «Anotar los pedidos telefónicos, preparar ensaladas y comer pizza gratis. ¿Cómo de duro habría sido eso?«, comentaba por su cuenta de Twitter Robert Waple. Está claro que esto no parecía suficiente para Cella. Y aunque su comentario y la respuesta de su no-jefe se hicieron famosos y llegaron a muchas partes del mundo, Cella desaprovechó una oportunidad de trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *