…Y si abro una franquicia!

franquiciasEmprender o “ser tu propio jefe” son opciones cada vez más habituales en el nuevo ecosistema económico y una salida para muchas personas que buscan hacer frente a la actual situación del mercado laboral.

Pasos para abrir una franquicia:

  1. Elegir el tipo de negocio. En España hay disponibles más de 1200 tipos de franquicia disponibles de prácticamente todos los sectores, pero principalmente: Comercio, hostelería, belleza y estética, informática…
  2. Buscar local: Si bien la mayoría de las franquicias disponibles necesitan de un local para desarrollar la actividad, existen algunas, especialmente las micro franquicias que no requieren de un local físico cara al público.
  3.  Buscar financiación: Si no se dispone del capital suficiente para iniciar la actividad (pago del canon de entrada, alquiler del local, proyectos, obras, permisos, etc.) será necesario acudir a un banco o buscar apoyo entre nuestro circulo familiar o de amigos más cercano. No obstante hoy día tanto el gobierno central como la mayoría de CCAA cuentan con programas de ayudas a emprendedores que pueden serte muy útiles.
  4. Constituir la sociedad: Desde darse de alta como autónomo a crear una sociedad limitada o cualquier otro tipo de sociedad disponible en España. Lo mejor es consultar con nuestro asesor que tipo de sociedad nos conviene más
  5. Firmar el acuerdo de franquicia. En este momento es cuando suele hacerse frente al pago del canon de entrada si lo hubiera.
  6. Reformar el local. Armate de paciencia, este es uno de los momentos más traumáticos del proceso de apertura de la franquicia
  7. Iniciar la actividad. Para ello previamente tendrás que contar con todos lo permisos necesarios. Licencia de actividad, de apertura… Lo mejor es contar con la ayuda de un asesor de empresas.

Abrir una franquicia puede ser un muy buena opción para todos aquellos emprendedores que desean iniciar una aventura empresarial evitando algunos de los riesgos que conlleva iniciar un negocio. Poner en marcha una franquicia supone contar con la seguridad de iniciar una empresa con un modelo de negocio de éxito, con el apoyo de una firma asentada y no partir de cero a la hora de encontrar clientes, proveedores, empleados, etc. aunque también conlleva sus riesgos. Sopesar las ventajas y los inconvenientes y reflexionar sobre nuestra capacidad para liderar un proyecto de este tipo, son pasos previos imprescindibles para lograr el éxito de una franquicia.

Franquicias: En España hay cerca de 1300 tipos de franquicia distintos. Algunos expertos en la materia señalan que la hostelería o la estética son las mejores opciones en la actualidad para iniciar una franquicia. En el primero de ellos, los datos muestran un ligero crecimiento en los últimos meses, y en el caso de los negocios vinculados a la estética estamos asistiendo a un repunte debido a los cambios de costumbres en los consumidores.

Financiación: El principal escollo a la hora de abrir una franquicia no es otro que el económico. Contar con liquidez suficiente y la posibilidad de acceder a crédito es imprescindible para empezar. Los contactos iniciales con la firma son fundamentales para establecer los riesgos que vamos a asumir. Hay que tener en cuenta que el emprendedor deberá seguir unas pautas exigidas por la firma, además de pagar unos derechos de entrada. Como contrapartida, se ofrecerán los conocimientos necesarios para echar a rodar el negocio y unas previsiones de inversión y beneficios.

Sectores: Antes de lanzarse a crear una franquicia es imprescindible también conocer el sector en el que nos vamos a mover, y colaborar con la firma para asegurarnos de que vamos en la dirección correcta. También es interesante recibir asesoramiento independiente sobre la viabilidad del negocio que vamos a emprender. Y una vez en marcha, mucho trabajo y paciencia hasta lograr que nuestro establecimiento se asiente.

Microfranquicias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *