¿Por qué formarnos mientras estamos sin empleo?

¿Por qué formarnos mientras estamos sin empleo?

La crisis ha sacudido con fuerza muchos sectores que antes eran productores de empleo y como consecuencia de esto ha dejado un exceso de demandantes mientras que las ofertas de empleo son escasas. La competencia es ahora más fuerte y hay que asumir la situación. Por eso debemos destacar con nuestro currículum vitae de manera que nos haga más atractivos y adecuados para el próximo trabajo. Uno de los elementos más importantes para esto es la formación.

  1. Porque aumentamos nuestras posibilidades laborales. Ya se sabe que las personas menos formadas son las más perjudicadas por el desempleo. Por eso, aprender o refrescar conocimientos aumenta nos beneficia cuando vean nuestro curriculum aumentando las posibilidades laborales.
  2. Porque llena esos vacios o periodos sin actividad aparente que no causan buena impresión en el curriculum. Es cierto que hoy por hoy es muy normal encontrar a demandantes de empleo de larga duración. Pero aún así, la empresas no ven bien a candidatos que han estado sin actividad en periodos de tiempo largo. Si por ejemplo hemos estado un par de años en paro, se pude explicar que se aprovecho ese periodo para formarse. Causará mejor impresión que no hacerlo y pensar que hemos estado de brazos cruzados.
  3. Porque formarse nos enriquece como personas y aumenta la autoestima sabiendo que hacemos algo útil y beneficioso para nosotros. Llenamos tiempo muerto que si no tuvieramos la cabeza ocupada con otra cosa nos podría hacer caer en el desánimo. Muchos candidatos acuden a algunos comentarios como “Hasta ahora he trabajado con lo que tenía” o “yo ya me formé en su momento”, o bien descartan la formación porque no la ven como una posibilidad real de empleo. Los tiempos han cambiado. Las empresas ya no buscan trabajadores iguales, la especialización es clave y la formación junto con la experiencia son la herramienta para acreditar validez en un puesto de trabajo.

¿En que áreas me formo?

Son muchas las áreas donde podemos enfocarnos, depende de ti y hacia dónde quieres orientar tu carrera. Estas son algunas ideas:

  • Internet: Es fundamental moverse con soltura por la red. Usar el correo electronico, saber usar un buscardor y navegar por la red.
  • Office: En los trabajos administrativos dominar los programas Word y Excel puede suponer una gran diferencia.
  • Redes Sociales: Tener cuenta en Twitter, Linkedin y Facebook es fácil y saber usarlos correctamente no es complicado y siempre va bien para tu curriculum.
  • Técnicas de marketing y ventas: Dado que las empresas necesitan aumentar la cartera de clientes están reforzandos sus plantillas en el área comercial. Si puedes acreditar conocimientos en este área será un plus para este tipo de empleos.
  • Idiomas (inglés principalmente): Los idiomas siempre son una buena opción. No hacer falta ser bilingüe, pero si tener la suficiente soltura para entender y comunicarnos en una conversación.
  • Oficios: Algunos de los oficios que nos abrirar puertas en varios sectores son carretillero, soldador o manipulador de alimentos.

El reciclaje profesional es un aliado necesario sobre todo a partir de los 45 años. No podemos quedarnos con la idea de un profesional obsoleto. Muchas personas tras perder su empleo de toda la vida se estancan al pensar que ya no encontraran otro empleo como el que han tenido siempre. La formación siempre es y será positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *