Empleo en Telepizza e Ikea

La disputa de la Eurocopa está detrás de las nuevas ofertas de empleo de la cadena de pizzerías Telepizza. Se prevé que haya un aumento de la demanda de pedidos por lo que la firma de alimentación de origen español ha anunciado un proceso de selección con vista a reforzar la plantilla de cara a los meses de veranos, con especial atención al mes de junio. Eventos de este tipo son un importante repulsivo económico y por tanto supone un aumento de las contrataciones, especialmente en la ofertas de trabajo en hostelería y turismo.

Telepizza va a estar muy vinculada a la selección española durante el desarrollo de la competición en Ucrania y Polonia y ya ha puesto en marcha varias campañas que tienen como atracción principal los jugadores de La Roja. Se trata de aprovechar el filón que en los últimos años se ha convertido la selección española, gracias a sus triunfos en la Eurocopa de Austria y Suiza y especialmente a su Mundial conseguido en Sudáfrica.
El consumo de pizzas está muy vinculado al disfrute de las retransmisiones deportivas y con la llegada de la Euro, Telepizza quiere cubrir la creciente demanda de pedidos con nuevos puestos de trabajo.

Por su parte, la multinacional de muebles y productos para el hogar Ikea va a iniciar un proceso de selección para su nueva tienda de Sabadell. La firma sueca se mantiene en buena salud a pesar de la crisis económica y este nuevo establecimiento abierto en Cataluña es buena prueba de ello.

Las personas interesadas, principalmente en trabajar de dependienta o dependiente podrán presentar su currículum vitae para cubrir puestos en las áreas de ventas, restaurante, cajas, logística y atención al cliente. Los ayuntamientos de Sabadell y Badia del Vallès colaborarán en el proceso de selección intentando que este sea lo más transparente posible.

En total son 280 puestos de trabajo que, sin duda, son una buena noticia para los parados de la zona. Hasta el 30 de junio, está abierta la posibilidad de apuntarse a este proceso de selección.

Empleo en la mina de oro de Asturias

La empresa Astur Gold (En el año 2016 cambió su nombre por el de Black Dragon Gold Corp) tiene previsto ofrecer un gran número de empleos en la mina de oro que se va abrir en Tapia de Casariego, una población al oeste de Asturias cerca ya de la frontera con Galicia. Esta empresa, que a pesar de su nombre, tiene su sede en Canadá, es la propietaria de los terrenos donde se halla el yacimiento aurífero sin explotar más grande de Europa occidental.

Ya se pueden presentar solicitudes para trabajar en la mina, que aun está en fase de diseño y pendiente de cumplir diversos trámites burocráticos como son los importantes informes de impacto ambiental. Tras cumplir con estos trámites se iniciará el proyecto de adecuación de la mina y posterior explotación de la misma.

Se estima que el desarrollo industrial del proyecto cuente con una vida superior a 13 años y asegurará una creación de empleo directo e indirecto de 500 personas, de las cuales se prevé que 250 estarán empleados directamente en el proyecto. De momento ya se han recibido más de 4.000 solicitudes para aspirar a esos puestos de trabajo.

¿Y cuáles son estos puestos de trabajo? Existen un gran número de opciones y ámbitos diversos. Dentro del ámbito de la administración se necesita titulados para los puestos de responsabilidad y de riesgos laborales. Así mismo, se precisa personal con Formación Profesional para la contabilidad y el almacén.

Para el yacimiento se precisan ingenieros topógrafos, geólogos y diferente personal con formación universitaria. Además también se convocan puestos para el manejo de máquinas e instrumental propio del ámbito de la minería.

Por otro lado, las instalaciones cuentan con laboratorios en donde se precisan trabajadores especializados con formación universitaria así como personal con experiencia en minería. También se necesitan electricistas, mecánicos, transportistas, etc.

El yacimiento aurífero de Tapia de Casariego se presenta así como una interesante opción laboral para un gran número de trabajadores con formación y experiencia muy diversa. Y no, no es “la Fiebre del Oro” de mediados del XIX en Estados Unidos, es Asturias en el siglo XXI.