El idioma español como profesión

¿Te gustaría ser profesor de español? La Universidad de Salamanca (USAL) te ofrece varias opciones según tu formación. Si eres licenciado en Filología, con sólo un curso de adaptación de profesor de lengua española impartido por la USAL, podrás trabajar como docente en una de sus sedes. Por otra parte, si decides emprender, tendrás la oportunidad de poner en marcha una escuela de español en cualquier parte del mundo, cumpliendo uno de los siguientes requisitos establecidos por la USAL: haber realizado el máster en enseñanza del español como lengua extranjera de su Universidad, o bien hacer el curso de adaptación, si el interesado lo ha realizado en otra universidad española.

Podrás trabajar como docente en una de las sedes de la USAL en el mundo o, si decides emprender, crear tu propia escuela de español en cualquier parte del mundo que creas que hay una oportunidad de negocio

Si alguna vez se te ha pasado por la mente la idea de: “tengo que coger las maletas e irme de España”, con un año de formación y esfuerzo puedes enseñar tu idioma o iniciar un negocio “all over the world”. ¿Por qué? He aquí varias razones: el español es la segunda lengua de comunicación internacional (después del inglés), la segunda lengua en número de hablantes nativos, después del chino. Y en Internet, ocupa el tercer puesto como idioma más utilizado, tras el inglés y el chino. Algunos se atreven a decir que estamos frente al “petróleo de España”.

Asimismo, los países en los que existe más demanda de profesores de español son: Brasil, Ucrania, India, China, Japón y Hong Kong. De hecho, hay más gente que quiere aprenderlo, que docentes para dar clases. En China, el año pasado sólo se aceptaron el 30% de las solicitudes para aprender el idioma en los 90 centros universitarios que lo ofertaban. En Japón, el número de alumnos se ha triplicado en los últimos años.

A parte del eje asiático, América Latina también se convierte en uno de los países más demandantes de español. Tan sólo en Brasil se necesitan alrededor de 20.000 docentes. Sin embargo, para ser un buen profesor de lengua extranjera, son requisitos imprescindibles pero no únicos, la extraversión y los conocimientos del idioma a enseñar. Por ello, las entidades, organizaciones y universidades que apoyan esta demandada profesión, son muy estrictas en cuanto a la formación que requiere titularse como docente.

No obstante, con más de seis millones de parados, el propio país en crisis nos ha colocado esta oportunidad ante nosotros. Nuestro idioma como manera de negocio y, lo más importante, como una forma de mejorar la “marca España”, de expandir nuestra cultura y hacer partícipes a grandes ejes mundiales, de la historia de nuestro país, de lo que fuimos, lo que somos y lo que llegaremos a ser.

Programa de empleo en Alemania para jovenes desempleados de la UE

El Gobierno federal Alemán a través de la Agencia Federal de Empleo ha puesto en marcha el programa “El trabajo de mi vida”

El programa está dirigido a todos los jóvenes desempleados de la Unión Europea que quieran trabajar en Alemania, a través de la realización en el país germano de un proceso de formación profesional dual: Formación y prácticas en empresas.

Alemania espera con este programa compensar el déficit de trabajadores cualificados que padece incorporando jovenes que reciban la adecuada formación profesional. Y es que el sistema educativo relativo a la formación profesional Aleman está directamente dirigido a formar personas adecuadas para el mercado laboral existente. Lo que entre otras cosas lleva al pais a tener un paro juvenil inferior al 10%. Nada que ver con los datos de desempleo juvenil en los paises del sur de Europa como España, Portugal y Grecia, que en muchos casos superan el 50% de desempleo entre los jovenes.

Podrá beneficiarse del programa cualquier joven de la Unión Europea de entre 18 y 35 años, que hayan terminado el periodo de ensaeñanza obligatoria en su pais pero que no tenga terminada la formación profesional y que esté dispuesto a aprendeer alemán. Otros requisitos que se piden son: Ser una persona responsable y participativa; estar dispuesto a trabajar en equipo; ser una persona de confianza, amistosa y estar dispuesto a trabajar duro.

Entre otras cosas, el programa incluye: Cursos de alemán en el país de origen primero y en Alemania después; Apoyo económico para los jóvenes que decidan acogerse al programa y orientación para la integración al modo de vida del país.

Para todos aquellos que decidáis intentarlo, os deseamos el mayor de los éxitos. Podéis ver toda la información en la página web que han creado al efecto: “El trabajo de mi vida