Empleo en la mina de oro de Asturias

La empresa Astur Gold tiene previsto ofrecer un gran número de empleos en la mina de oro que se va abrir en Tapia de Casariego, una población al oeste de Asturias cerca ya de la frontera con Galicia. Esta empresa, que a pesar de su nombre, tiene su sede en Canadá, es la propietaria de los terrenos donde se halla el yacimiento aurífero sin explotar más grande de Europa occidental.

Ya se pueden presentar solicitudes para trabajar en la mina, que aun está en fase de diseño y pendiente de cumplir diversos trámites burocráticos como son los importantes informes de impacto ambiental. Tras cumplir con estos trámites se iniciará el proyecto de adecuación de la mina y posterior explotación de la misma.

Se estima que el desarrollo industrial del proyecto cuente con una vida superior a 13 años y asegurará una creación de empleo directo e indirecto de 500 personas, de las cuales se prevé que 250 estarán empleados directamente en el proyecto. De momento ya se han recibido más de 4.000 solicitudes para aspirar a esos puestos de trabajo.

¿Y cuáles son estos puestos de trabajo? Existen un gran número de opciones y ámbitos diversos. Dentro del ámbito de la administración se necesita titulados para los puestos de responsabilidad y de riesgos laborales. Así mismo, se precisa personal con Formación Profesional para la contabilidad y el almacén.

Para el yacimiento se precisan ingenieros topógrafos, geólogos y diferente personal con formación universitaria. Además también se convocan puestos para el manejo de máquinas e instrumental propio del ámbito de la minería.

Por otro lado, las instalaciones cuentan con laboratorios en donde se precisan trabajadores especializados con formación universitaria así como personal con experiencia en minería. También se necesitan electricistas, mecánicos, transportistas, etc.

El yacimiento aurífero de Tapia de Casariego se presenta así como una interesante opción laboral para un gran número de trabajadores con formación y experiencia muy diversa. Y no, no es “la Fiebre del Oro” de mediados del XIX en Estados Unidos, es Asturias en el siglo XXI.

Cambios en las prejubilaciones

Los últimos meses están siendo un reguero de malas noticias para el empleo. Las continuas subidas del desempleo están lastrando el mercado laboral hasta límites imprevistos. Nadie sabe a ciencia cierta cuál será el fin de la sangría de despidos que vive la mayor parte de las empresas. A todo ello hay que añadir un incremento de los ERE, que según los sindicatos, viene dado por el cambio de la Reforma Laboral hacia una mayor flexibilidad.

A esto hay que añadir un previsible cambio en las condiciones de las prejubilaciones de los trabajadores más veteranos. La prejubilación se ha convertido en los últimos años en una constante tanto en las empresas privadas como en el ámbito público. Los agentes sociales siempre han visto como un mal menor este hecho.
Una prejubilación supone que el trabajador es despedido pero gozando de unas mayores ventajas. Se trata de que las empresas puedan aligerar su plantilla sin que estos trabajadores sufran las mismas consecuencias que los despidos ordinarios. El Gobierno, sin embargo, podría modificar en las próximas semanas las condiciones de las prejubilaciones.

Una enmienda presentada por el Partido Popular podría librar a las empresas con beneficios de pagar el paro y las cotizaciones sociales de los mayores de 50 años afectados por regulaciones de empleo realizadas hasta el 27 de abril del año pasado. Hasta ahora, las empresas con beneficios debían pagar las prestaciones si despedían a más de 100 personas en periodos de tres años.

La medida puede tener una enorme trascendencia, ya que son muchas las empresas que en los últimos meses se han lanzado a establecer regulaciones de empleo para cuadrar sus cuentas aprovechando el nuevo marco de la Reforma Laboral.

No obstante, se trata de una enmienda todavía no aprobada por lo que deberemos esperar para ver si sus consecuencias son reales. Lo que parece evidente es que desde el Gobierno se están planteando medidas para tratar de mejorar el estado financiero de las empresas. El problema es que esas mejoras pueden tener consecuencias negativas en los trabajadores despedidos. Se trata, sin duda, de una situación peliaguda en la que Gobierno, agentes sociales y patronal tendrán mucho que negociar.

El mercado de Trabajo en España en Mayo 2012

El número de desempleados en este mes tiene un ligero descenso del 0,63% respecto al mes de
Abril, si bien en relación al año anterior la cifra de desempleados ha crecido en un 12,52%
situándose en 4,71 millones de personas. De ellas 413.811 están buscando su primer empleo.
El número de contratos ha crecido en un 20,03% respecto al mes anterior, si bien la cifra total, 1,2
millones de contrataciones, es inferior en un 6,58% en relación con la de Mayo de 2011. Por
colectivos todos ellos ven crecer sus contratos en relación al mes de Abril.

empleo

En todas las provincias españolas, excepto en 10 de ellas, se han producido moderados descensos
en el número de personas desempleadas. Y dentro de estas 10, siete de ellas tienen incrementos
inferiores al 1%. No obstante destacan por su peor situación Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife
con aumentos del 1,57% y 1,53% respectivamente y sobre todo Melilla que ve incrementar sus
cifras en un 9,70% respecto al mes anterior. En cuanto a las contrataciones, en todas las provincias
menos dos (Girona y Huelva) hay incrementos importantes en el número de contratos con respecto
al mes anterior.

En general, en todas las modalidades de contratación con cierto peso, se producen aumentos en el
número de contratos con respecto al mes de Abril, si bien estas variaciones se tornan negativas si
las comparamos con las del año anterior. A destacar la recuperación, aunque modesta, con un
4,55% de los contratos indefinidos respecto al mes de abril, que por otra parte suponen un
importante incremento del 19,22% respecto al año anterior. No obstante hay que señalar que el
índice de rotación de contratos ha aumentado este mes a 1,32 frente al 1,26/1,27 en que venía
situándose en meses anteriores.

Las actividades económicas en las que más contrataciones se han producido según el tipo de
contrato no varían demasiado respecto a meses anteriores y son las siguientes: Para los contratos
indefinidos: “servicios de comidas y bebidas”; para los contratos por obra o servicio: “agricultura,
ganadería y caza” y “actividades relacionadas con el empleo”; para los contratos eventuales:
“servicios de comidas y bebidas” y “actividades relacionadas con el empleo”; para los contratos de
interinidad: “actividades sanitarias” y “servicios a edificios y actividades de jardinería”.

En cuanto a las ocupaciones con un número al menos de 15.000 contratos, en las que se produce
un incremento mensual importante resaltan: los monitores de actividades recreativas, los
empleados administrativos, los camareros, los cocineros, los promotores de venta, los trabajadores
cualificados agrícolas, los peones agrícolas, los peones de transporte de mercancías y el personal
de limpieza.

La tasa de movilidad geográfica se ha incrementado con respecto al mes anterior y siguen siendo
Madrid y Barcelona las provincias con mayor dinamismo, seguidas en este mes por Illes Balears.
En cuanto a las de mayor saldo negativo, en el balance entre contratos emitidos y recibidos
destacan Jaén, Valencia y Cádiz.

fuente: Servicio Público de Empleo